BABY LED WEANING: NUESTRA EXPERIENCIA

No hay evolución más perfecta que la del cuerpo humano. Las capacidades de desarrollo y acoplamiento de nuestros niños a los cambios son tan naturales como la escénica misma de su creación.

Ser la espectadora en primer plano, de la transición que ha tenido Nico a los alimentos sólidos, me deja cada vez invadida de muchas sensaciones que recorren un corazón de mamá enamorado y orgulloso, a una mente inquieta que a la vez es sorprendida; tanto! Que a veces, solo a veces siento que subestimamos la capacidad que estos pequeños en cuerpo pero grandes en habilidades y en lo que  puedan llegar a alcanzar. Me sigue rondando esa  idea de pensar, que sin lugar a duda ellos llegan a nuestras vidas a enseñar.

Ha sido una experiencia de aprendizaje, tanto para Nico como para mí. Al principio no les niego que sentía que se acoplaba más fácil él a desenvolverse y digerir cada alimento que le ofrecia que yo misma, que con el asombro lo miraba y guardaba en silencio una inseguridad chiquita que aparecia no sé si por miedo a lo desconocido, a que no se me fuera ahogar o a que ambos fuéramos novatos  en esto, a que lo probara y le gustara o a que? no sé, todos esos cuestionamientos que uno se hace así mismo cuando comienza la aventura de algo nuevo creo yo. Pero saben que? Algo que nunca abandone fue: mi fe en él, esa creencia de saber que pasara lo que pasara, él sabría manejarlo porque que su cuerpo estaba dotado de toda la destreza para lograr lo cometido, de la misma manera que estando en mi cuerpo tuvo toda la sabiduria para seguir desarrollándose y crecer sano y salvo. 

Con Nico y su presencia, me acompañan una fuerza de convicción en las cosas que hace y una magia en su desarrollo, que ni por el más mínimo tropiezo dudaría que no está dotado para levantarse. Los pocos meses que lleva conmigo me ha recordado que estamos dotados para hacer lo que nos propongamos y que nuestro cuerpo está completamente diseñado para lograr eso y mucho más.

El primer mes es de muchísima más paciencia pues es algo nuevo y que paulatinamente se va haciendo parte de la rutina y de la comtumbre para ellos y nosotros. Recuerdo que el primer mes, nos lo pasamos entre frutas y verduras, dandole cada 3 días lo mismo dos veces por día, para descartar alergias y ver su evolucion. Pasado ese mes hemos empezado a incorporar lo que el ya ha probado y a exper mentar nuevos sabores, inclusive iniciamos con las carnes y probamos dándole un alergeno importante como lo es el huevo, que en este caso fue iniciativa de la perdiste a y después de una exhaustiva investigación por mi parte termine dándole la llema  y fue todo un éxito, en una prueba de 3 días no tuvo reacción alguna.

A medida que van avanzando es increíble en cuanto a sabores y avances en el agarre y su confianza para dirigir los alimentos a su boca, inclusive la facilidad de aceptar pedazos dentro de ella va siendo más marcada y su seguridad para masticarlo aumenta con la práctica, eso si no les niego que esta fue la parte que me producía más miedo pero que logre vencer entendiendo que no era atragantamiento sino arcadas, con mucha paciencia y acompañamiento, un truco para cuando estén con el trozo en la mitad de la lengua y empiecen a producirse las famosas arcadas, es : gesticular nosotras también como si comiéramos  y hacerles el sonido mirándolos a los ojos, para que ellos centren  su atención en la imitacion y logren hacer exactamente lo mismo. Es increíble cómo esa técnica que parece ser tan inoficiosa nos ha ayudado para que Nico sepa que hacer cuando eso pasa, es insantaneo que empiezan a hacer  como si estuvieran masticando.

A todas las que comienzan esta etapa, a las que la viven y a las que no se arriesgan con esta técnica por el motivo que sea, las invito a que crean en la capacidad de estos seres tan maravillosos y en la de ustedes como madres que siempre estarán ahí por el bienestar de ellos, siempre buscando lo mejor. Que se llenen de herramientas, que lean e investiguen y que siempre, siempre sigan las señales de sus hijos, ellos son nuestros mejores guías. No olvidemos regresar a esa intuición de madre que siempre nos acompaña.

Les comparto el enlace a un libro que me ayudó muchísimo a entender la importancia de esta técnica y me dio herramientas claves de confianza para comenzarla. Yo lo leía de a poquitos cuando Nico dormía y quería tener un ratico de investigación en el tema. El libro se llama : “El niño ya come solo”

http://documents.mx/documents/el-nino-ya-come-solopdf.html 

Y a continuación otro enlace que las llevara a una guía corta sobre el tema.

https://creciendojuntosfuenlabrada.files.wordpress.com/2013/03/taller-blw-web.pdf

Espero que les sirva un poco y que disfruten con sus niños tanto como yo lo he hecho aprendiendo con Nico. Dejen que el aprendizaje les de herramientas para seguirlos disfrutando.

Un abrazo.

Paola Ortiz

@mamaintuitiva

Deja un comentario